En la cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), en las Naciones Unidas, el presidente Álvaro Colom admitió que varios de los indicadores en el país no presentan avances, entre estos el de la pobreza.


“Debo reconocer que Guatemala avanza, pero no al ritmo que se necesita, y en algunas categorías estamos en un regreso. Tenemos que congratularnos de que 29 de los 49 indicadores tienen un avance positivo; sin embargo, hay otros 15 que su avance ha sido pobre, y tenemos otros cinco que han tenido un proceso de involución”, expresó Colom.

Los ODM son compromisos adquiridos en el 2000 por gobiernos, incluido el guatemalteco, que debían estar listos para el 2015. Colom también resaltó los programas sociales.

“El programa de transferencias monetarias condicionadas Mi Familia Progresa ha logrado que más de 640 mil familias puedan llevar a sus hijos a las escuelas y a los puestos de Salud”, expuso el gobernante.

Los indicadores rezagados son la tasa de mortalidad materna, niñas y niños menores de 23 meses vacunados contra el sarampión; casos notificados de personas de 15 a 24 años de edad con VIH/sida; incidencia asociada a la tuberculosis, y proporción de la superficie cubierta por bosques.

Datos sobre extrema pobreza destacan que en 20 años, solo en 2.9 por ciento se ha reducido el número de personas que viven en extrema pobrez (datos al 2006).

Además, de 18.2 por ciento a 15.2 por ciento es la reducción de la población que vive con menos de US$1 al día, en el período entre 1989 y 2006.

En ese sentido, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, exhortó a que no se desvíen fondos a otros fines que no sea ayudar a los pobres. “No deberíamos equilibrar los presupuestos en las espaldas de los pobres”, manifestó.

Colom también se reunió con Óscar Fernández Taranco, subsecretario general del Departamento de Asuntos Políticos de las Naciones Unidas, y participó en la plenaria de la Internacional Socialista.

Te gusto? compartelo: