Salvador Gándara, ex ministro de Gobernación y alcalde de Villa Nueva, sigue acumulando procesos, ya que, según registros de la Oficina de Atención Permanente del Ministerio Público (MP), hasta ahora hay 21 denuncias en su contra.

El funcionario, quien ha guardado silencio desde que el MP solicitó que se le retirara la inmunidad, es acusado de diversos delitos, entre los cuales sobresalen abuso de autoridad, coacción, detenciones ilegales, resoluciones violatorias a la Constitución, amenazas, desaparición de personas, contaminación y lavado de dinero.

Los procesos están divididos entre las fiscalías de Delitos Administrativos, Delitos contra el Medio Ambiente y la de Villa Nueva. Los jefes de esas unidades analizan si solicitan nuevas acciones de antejuicio contra Gándara.

El viernes 22 de enero, la diputada Roxana Baldetti, del Partido Patriota, presentó otra en la que lo sindica de siete delitos, entre ellos los de difamación y calumnia.
Nuevamente a luz

Uno de los últimos señalamientos en su contra —que motivó que sus procesos salieran de nuevo a luz— fue la denuncia que hizo Carlos Castresana, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el 12 de enero recién pasado.

Castresana explicó que el ex ministro Gándara presentó a Ovidio Batz Tax como testigo en las investigaciones que se siguen en el proceso por el crimen contra el abogado Rodrigo Rosenberg, pero después de las averiguaciones se estableció que todo lo dicho por esa persona es falso.

“Sabemos que él —Gándara— pagó unos Q5 mil al testigo, y a periodistas les entregó una cantidad en sobres, para que no lo fotografiaran a él ni al helicóptero que usó”, dijo el jefe de la Cicig, el 13 de enero último.

Por esos hechos, el MP inició una averiguación de oficio para establecer en qué acciones ilícitas pudo haber incurrido el ex ministro, y determinar si solicita que se le retire la inmunidad de que goza por ser alcalde.

Investigadores también establecieron que dos de los sicarios que participaron en el asesinato de Rosenberg llegaban constantemente al Ministerio de Gobernación. ¿Su finalidad? Reunirse con un policía. A raíz de eso, la Cicig efectuó un allanamiento en esa cartera, para recabar mayor información.

Allí se ha establecido que los ex policías William Santos Divas y Carlos Humberto Aragón Cardona trataban de obtener detalles acerca de operativos, para cometer acciones ilegales en complicidad con otros agentes.

“Es normal que los sicarios tengan policías en activo. Claro, ¿si no, quién les da la información de los autos, de las órdenes de captura, de las escuchas telefónicas? Siempre tienen alguien adentro”, comentó Castresana.

El jefe de la Cicig también afirmó que se ha iniciado una pesquisa preliminar en el Ministerio de Gobernación. “Si en conclusión estamos en presencia de esos grupos clandestinos, que procuran impunidad, seguiremos la investigación; si no, se la pasaremos al MP”, advirtió.
Más denuncias

Desde el 2002, varios particulares han planteado denuncias contra el alcalde de Villa Nueva. En el 2006, la Intendencia de Verificación Especial (IVE), de la Superintendencia de Bancos, señaló en la Fiscalía de Lavado de Dinero que había encontrado transacciones sospechosas con fondos provenientes de la Municipalidad de Villa Nueva.

Según la IVE, recursos de esa comuna fueron utilizados por varias empresas para comprar un vehículo que está registrado a nombre de Brenda Ruano Padilla, esposa de Gándara.

Otro de los investigados es el piloto de Salvador Gándara, Juan Lemus Guaz, quien tiene orden de captura. En las pesquisas también figura Arabella Lisbeth Cantoral Javier de Méndez, propietaria de la empresa Multiservicios Condec, a quien se le adjudicaron 12 proyectos, entre el 2005 y el 2006, que ascienden a Q8 millones.

También investiga a Lorenzo Chinchilla Guerra, quien en el 2009 obtuvo dos proyectos de la Municipalidad de Yupiltepeque, Jutiapa, por Q20 mil.

Además, se señala a la empresa Prodem, cuyo dueño es Carlos Maldonado Ordóñez, quien ha ejecutado 10 proyectos por Q5.4 millones, desde el 2006.

Según documentos que la IVE proporcionó al MP, parte de los fondos se usaron para la compra de bienes y servicios, entre los que destaca la adquisición de un automóvil y varios boletos aéreos, entre otros gastos.
Sin investigar

Uno de los obstáculos en el caso es que el juez pesquisidor nombrado para el caso no ha empezado las investigaciones. El 20 de noviembre del 2009, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) nombró a Selvin Wilfredo Flores Divas para esa labor, la cual no ha comenzado porque aún no recibe una notificación.

A esto se suma que el pasado 27 de enero la Corte Suprema de Justicia le suspendió definitivamente a Gándara dos amparos, por lo que ahora los jueces pesquisidores pueden empezar las diligencias correspondientes.
Cuestionado

El paso de Gándara por Gobernación solo duró seis meses y dos días, pero fue tiempo suficiente para que enfrentara una serie de señalamientos y críticas, entre los que sobresale el traslado de Q300 millones de ese ministerio a Cohesión Social.

Además, permitió que cuatro organizaciones no gubernamentales manejaran Q118.1 millones para trabajos de reconstrucción, remozamiento y equipamiento de la Policía Nacional Civil (PNC).

Una de sus decisiones más cuestionadas fue la sustitución de la cúpula de la PNC y haber permitido el retorno de personal que había causado baja por diversos señalamientos, como el ex director Porfirio Pérez Paniagua, y quien ahora es procesado por su vinculación en robo de droga.

Trascendió que previo al nombramiento de Gándara como ministro, Castresana había sugerido al presidente Álvaro Colom que no tomara esa decisión, y que, ya en el cargo —en junio último—, también recomendó que fuera retirado.
Perfil político

Pedro Trujillo, director de Estudios Políticos de la Universidad Francisco Marroquín, comentó que Gándara “apareció en este gobierno y se adscribió a la filosofía más dura y predominante dentro de la Unidad Nacional de la Esperanza, que lidera Sandra Torres, esposa del mandatario, y que es una filosofía próxima a la que manejaba el otrora Ejército Guerrillero de los Pobres”.

“El señor Gándara pasa de ser un socio imprescindible a funcionario innecesario. Muchos interpretan que el salto que tiene de la Secretaría Ejecutiva de la Presidencia al Ministerio de Gobernación fue un premio a su labor. Siempre dije que fue un castigo para quemarlo y sacarlo físicamente”, explicó Trujillo.

Según el experto, Gándara “se quemó” en Gobernación “porque estaba destinado a quemarse, y porque él es un gestor de corporaciones menores”.

“Puede ser un buen gestor o un buen alcalde, pero yo nunca le vi la madera para ser ministro”, expuso Trujillo.

El experto político Álvaro Pop opinó que Gándara ha vendido una imagen de conservador, eficiente y apasionado de los asuntos en los que se involucra. En el gobierno de Colom agrega una faceta más a su vida: la religiosa.

“Durante su gestión como ministro, usando la religión en política, implementó medidas como la prohibición de usar minifalda o la habilitación de un oratorio en la cartera. Su imagen es la de un político con un perfil muy parecido a todos”, expresó.

Pop agregó: “Es el político medio, de puras intenciones de participación que escala económicamente y en las estructuras de poder de los partidos políticos, para luego ubicarse como funcionario con intereses particulares”.

Trujillo concretó que Salvador Gándara refleja el actuar de los políticos guatemaltecos, porque no está adscrito a una ideología permanente.

Acciones
Investigaciones

Casos por los que el Ministerio Público (MP) investiga a Salvador Gándara. Algunos, en su calidad de ministro de Gobernación, y otros, en el ejercicio de la alcaldía de Villa Nueva.

• Implantación: la Cicig denunció en conferencia que Gándara proporcionó un testigo falso en el caso Rosenberg,y que no había velado por la seguridad del personal de aquella entidad.

• Viernes 22 de enero, el Partido Patriota presentó una acción en su contra, por siete delitos:

• MP0012-2009-101653, por coacción y abuso de autoridad.

• MP0012-2009-71794, por abuso de autoridad.

• MP0012-2009-5123, por detención ilegal, abuso de autoridad y resoluciones violatorias a la Constitución.

• MP0012-2009-34670, por resoluciones violatorias a la Constitución.

• MP0012-2007-91630, por abuso de autoridad. La Fiscalía de Villa Nueva investiga el caso.

• MPP0012-2007-51630, por abuso de autoridad.

• MP0012-2007-49741, por amenazas.

• MP0012-2007-33320, por amenazas.

• MP0012-2007-5787, por incumplimiento de deberes.

• MP001-2007-60363, por la desaparición de una persona. El proceso se encuentra en la Fiscalía de Villa Nueva.

• MP001-2007-5787, por incumplimiento de deberes.

• MP001-2006-84190, por lavado de dinero. También se sindica a Juan Lemus Guaz, su guardaespaldas; a Brenda Ruano Padilla, su esposa, y a otras cuatro personas.

• MP001-2006-58066, por contaminación del ambiente.

• MP001-2004-50858, por amenazas.

• MP001-2004-22656, por amenazas.

• MP0015-2002-9385 y cuatro denuncias más por amenazas.
En detalle
Su paso por Gobernación

No cumplió las promesas de seguridad que ofreció cuando asumió como ministro del Interior.

• El 7 de enero del 2009, Gándara asumió como ministro de Gobernación. Entonces se comprometió a que en 180 días reduciría el índice delincuencial.

• En marzo del mismo año cedió Q300 millones del presupuesto del Ministerio a Mi Familia Progresa. Dijo al Congreso que eran fondos que le “sobraban”.

• El 9 de abril del 2009, dispuso que solo una persona se transporte en motocicleta, lo cual generó controversia.

• El 18 de abril del año pasado fue detenido el pandillero Áxel Danilo Ramírez Espinoza, alias el Smiley, sindicado, según Gándara, de ser el responsable de los asesinatos de pilotos.

• El 8 de junio del 2009 relevó de la Dirección de la PNC a Marlene Blanco Lapola y nombró a Porfirio Pérez Paniagua, quien había salido de la institución en el 2002. Ahora Pérez está detenido, acusado de ser parte de una banda delictiva dedicada al robo de droga.

• El 11 de junio de 2009, Gándara pidió que le permitieran seis meses para tener una “nación segura” y una Policía profesional.

• El 8 de julio de ese año presentó su renuncia como ministro, por supuestos problemas personales.
Postura
Guarda silencio

Durante varios días, Prensa Libre ha intentado, sin éxito, obtener la opinión de Salvador Gándara.

Incluso, reporteros de este matutino se apostaron en el despacho del alcalde, en la Municipalidad de Villa Nueva, el miércoles 20 de enero último, pero tanto en su oficina como en el departamento de comunicación de esa comuna informaron que no daría declaración alguna.

Aun así, Prensa Libre decidió esperar en ese recinto, a ver si el funcionario cambiaba de opinión.

Se le esperó de 10 a 19 horas, y Gándara, ni visto ni oído.

A las 18 horas, a los reporteros se les pidió que abandonaran el lugar, ellos decidieron continuar esperando frente al edificio, pero el alcalde siguió encerrado en la oficina, mientras su seguridad aguardaba en la puerta principal de la comuna.

Por la noche, sesionó con el Concejo, y el personal aseguró desconocer a qué hora terminaría la reunión.

Rodolfo Flores, vocero municipal, informó: “En su momento el alcalde fijará su postura acerca de los señalamientos en su contra”.

Al parecer, Gándara se ha referido a su condición jurídica solo en una entrevista publicada por El Metropolitano, en la edición del pasado 16 de enero: “Muchos —procesos de antejuicio— son falsos, y porque así es la vida pública, generar el bienestar para unos y malestar para otros”.

Trayectoria
De guardaespaldas a ministro del Interior

Detalles de la vida política de Salvador Gándara:

• Comenzó su carrera como agente seguridad del entonces alcalde Álvaro Arzú, quien luego lo nombró responsable de la Policía Municipal y de la Dirección de Alcaldías Auxiliares.

• “Siempre se ha caracterizado por ser una persona de carácter fuerte, pero eso también le fue creando una personalidad diligente”, recordó el diputado Rubén Mejía, entonces presidente de las juventudes del PAN.

• Su lealtad hacia Arzú, su mentor político, le sirvió para ser nombrado secretario de Bienestar Social y viceministro de Gobernación durante el período 1996-1999.

• En 1999 se avecindó en Villa Nueva, y tras una fugaz campaña logró la alcaldía, triunfo que repitió en el 2003 y en el 2007.

• En agosto del 2007, apoyó la campaña de Álvaro Colom y renunció al Partido Unionista.

• En enero del 2008, Colom lo nombró secretario de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia, donde se convirtió en la mano derecha de Sandra Torres en los programas de Cohesión Social.

• En enero del 2009, asumió como ministro de Gobernación, pese a que la Cicig le pidió al presidente que no lo nombrara. En julio último dejó el cargo, en medio de variados señalamientos.

fuente: prensalibre

Te gusto? compartelo: