La propagación de la influenza A (H1N1) obligó al Ministerio de Educación a suspender el ciclo escolar público y privado a partir del 15 de junio, y se reiniciará el 1 de julio.

La ministra de Educación, Ana Ordóñez de Molina, informó que la medida persigue “prevenir riesgos de contagio”, pues se han reportado casos en establecimientos educativos, tanto públicos como privados.

“Los epidemiólogos del Ministerio de Salud nos han dicho que en estos días habrá un pico alto en los casos positivos. Por esa razón se tomó la medida”, explicó el vicepresidente Rafael Espada.

El sector privado de la educación afirmó que si la disposición fue suspender clases, así se hará. Ésta no aplica a las universidades, que deberán continuar sus actividades de manera normal.

La orden ministerial establece que para todos los estudiantes del país se suspenden las clases por una semana, y luego podrán gozar de los cinco días de vacaciones de medio año, incluido el asueto por el Día del Ejército, el 30 de junio.

De Molina expuso que el tiempo perdido por la semana de suspensión se podrá recuperar en octubre o en noviembre, según sea necesario.

En tanto, Espada señaló que “la medida se coordinó desde el gabinete socioambiental”. Refirió que para julio se prevé que la curva de casos haya disminuido, lo que hace factible el reinicio del ciclo escolar.
Acatarán orden

Mauricio Pérez, director de operaciones de la Asociación para el Desarrollo Educativo (APDE), integrada por colegios como El Roble, Campoalegre, La Villa, Las Charcas, Entrevalles y Solalto, expresó que están en la mejor disposición de acatar la orden del Ministerio de Educación.

“Si hay que cancelar clases, se hará. Sabemos que podría afectar el desarrollo de planificación escolar, pero esto sería un mal menor en comparación con la propagación de la epidemia. Así que estamos con la mejor voluntad”, resaltó Pérez.

Rosa Beatriz de Larios, directora del colegio Monte María, en la zona 12, informó que esa institución se adelantó a la cartera de Educación, y decidieron adelantar las vacaciones semestrales a partir del 12 de junio.

“El Ministerio tiene razón. Nosotros teníamos muchos casos de gripe normal, y aunque no se ha reportado ninguno de gripe A (H1N1), preferimos adelantar el descanso”, explicó.

Leticia de Castillo, directora interina del Instituto Nacional Central para Varones, que funciona en la zona 1, expresó que adelantar las vacaciones es una medida acertada. “Aquí tenemos cuatro casos confirmados de gripe A, y la mayoría de maestros tiene síntomas como diarrea, fiebre y mareos. Así que vamos a obedecer la orden, aunque nos afecte en la planificación”, expuso.

Te gusto? compartelo: